El legado de Paulo Freire

25 06 2009

Pretender alcanzar un mundo distinto es un ideal, no una utopía, la voluntad de ser un agente activo en este cambio es fundamental, nada sale de sí y tiene frutos, si no se cree en lo que se quiere hacer. Pero ¿Cuál es aquél cambio que haría al mundo mejor?, ¿Cuál es la forma de lograrlo?, es necesario tener una amplitud de perspectivas para generar una respuesta y también una conciencia que actúe en base a lo ético, ya que el bien para mí como individuo egoísta, no es el bien para quien está  a mi lado. Por lo mismo, se necesita como principio, el respetar lo humano ante cualquier cosa, leyes que se desliguen de las conveniencias personales y que se sitúen en mejoras sociales, que formen parte de la armonía entre la comunidad, y que así el individuo sepa que no es un ente transitorio, sino que se reconozca parte de un todo, que encuentre su lugar en el mundo y que tal lugar no se le sea asignado.

Es hermoso seguir el legado de mi maestro Paulo Freire, responder aquellas preguntas de manera humana y buscar junto a mí lugar, el lugar de los que serán mis alumnos. El no me dio ningún concepto sin fondo, es más, su vida estuvo compuesta por experiencias que marcaron su pensamiento, sufriendo la catastrófica crisis de 1929 y enfrentando hasta el fin la exclusión que las fuentes de poder hacían sobre su persona, ésto por ir en contra de ideologías autoritarias que alienaban al ser a conveniencias y no reconocían la libertad.


La educación podría ser la respuesta a la segunda pregunta, ¿qué mejor que iniciar una modificación a partir de aquello que nos constituye? Es necesario tener en cuenta aquella sociedad de la cual formamos parte y cuestionarnos si estamos a gusto o no con ello; Teniendo en cuenta esto, llegamos a la siguiente interrogante, ¿Cómo una elite social puede estar disconforme con su poder, con su entorno y con lo que el futuro próspero les brinda?, como respuesta a esta pregunta sabemos que la preocupación está en el lado contrario, el problema está en el cómo mejorar la condición de los habitantes de clases bajas y medias, de modo que si la solución es la educación, ésta debe centrarse en el pueblo, desmerecido y sin opciones de cambio por muchos, pero con una luz en aquella escuela especialmente dedicada a valorar al hombre. Una escuela que encuentre su centro  en no hacer sentir inferior a quien carezca de recursos sino que en ella prime la igualdad, un lugar en donde la teoría vaya de la mano con la utilidad de aquello que se enseña, un espacio en donde las únicas verdades absolutas sean el respeto, la superación y el sentimiento de que nadie es mejor que nadie, un mundo que devele realidades y que no contribuya a la sumisión, en el que la democracia sea ocupada en su sentido literal y no manipulada por centros de poder. Es así como los educadores juegan un rol fundamental puesto que son portadores de aquella chispa que impulsa a los hombres a la curiosidad, a ese cuestionar continuo respecto a las cosas que conciernen al ser humano, una sed insaciable por lo crítico, tener la capacidad de distinguir entre máscaras y pureza. Es el maestro alguien humilde, que reconoce en sí la falta de certezas absolutas y que instruye a través del ejemplo, no utiliza su autoridad para hacerse respetar en frente de sus alumnos, él es uno más dentro de un organismo que busca un cambio. Y esto trasciende, ser parte de una escuela progresista es fácil si de verdad se cree en lo que se hace, la superación es algo continuo, y el progreso es tarea de todos.

Compartiendo vida

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: